Gathering for Open Science Hardware (GOSH) 2017

Sin hardware, no hay ciencia.

Así inició el Gathering for Open Science Hardware (GOSH), al cual tuvimos la maravillosa oportunidad de asistir la semana pasada (22-25/03/2017). Durante una maratón de 4 días, se dieron instancias para compartir las experiencias de cada uno y para pensar juntos qué ciencia queremos mediante sesiones de conversación que abarcaron temas muy diversos, desde estrategias para un desarrollo local colaborativo en zonas vulnerables hasta cómo derribar el capitalismo y favorecer la inclusión de todas las diversidades de personas que conforman el mundo.

El encuentro se desarrolló en el Centro de Innovación de la Pontificia Universidad Católica y reunió a alrededor de 100 personas provenientes de todo el mundo, de todas las profesiones, de todos los géneros y todas las edades para dar cuenta en su completa diversidad de una comunidad que trabaja activamente para hacer de la ciencia y tecnología una disciplina libre y equitativa al servicio de la sociedad.

17504986_1916274451925212_5415770866958343964_o

El año pasado, GOSH había culminado con la elaboración de un Manifesto, que sirvió de base en este encuentro para definir los horizontes de esta comunidad mediante un plan de acción con miras al 2025. Cabe destacar que se definió desde un principio a GOSH como un movimiento social, dispuesto a luchar para que la ciencia y la tecnología se liberen del modelo mercantil en el cual están insertas y logren una conexión efectiva con las problemáticas locales, que muchas veces no se pueden solucionar con los productos estandarizados que salen de la industria a gran escala.

17546649_1916274158591908_738109144263523010_o

En ese sentido, valores que cobraron mucha relevancia en ese encuentro fueron los de justicia y equidad, pues la diversidad de personas representadas en el encuentro evidenció, en las rondas de discusión, la dificultad que tenemos de pensar fuera de los estereotipos que nuestras culturas nos imponen. Hasta las máquinas están diseñadas para un género y una población específica, sin que nos demos cuenta!

equity

Estas reflexiones permearon hasta el emocionante discurso final de Gayatri Buragohain, directora del centro FAT (Feminist Approach to Technology) en India, quien volvió a enfatizar que lo que se estaba construyendo era un movimiento social en el cual cada uno tenía un lugar y un rol que cumplir y que el encuentro era sólo el punto de partida de una colaboración amplia a nivel internacional.

Fue emocionante poder compartir con estas hermosas y fuertes personas cuyas acciones se mueven todas por el camino que creen correcto, por una ciencia y una tecnología libres, justas y al servicio de los ciudadanos de todo el mundo.

17546683_1916277418591582_1826615005778641311_o

Créditos: Gracias al grupo BioHacking Safari y el equipo de comunicaciones de GOSH por las fotos 🙂

Quizás te interesa...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *